El oropouche, una enfermedad transmitida por mosquitos, afecta ya a cuatro municipios del país. Este brote se concentra principalmente en el norte del departamento de La Paz, donde ya los casos pasan de 50; en tanto que el Ministerio de Salud considera que el cambio climático tiene influencia en la repentina aparición de esta afección.

“El por qué también se debe al cambio climático global; ese cambio climático global que también nos está permitiendo la migración y el movimiento de vectores, de enfermedades, por lo tanto, que no estaban presentes en un sector y que van llegando”, explicó la ministra de Salud, María Renée Castro, a La Razón.

Regiones de tres departamentos han presentado contagios, a la fecha. Se trata de Pando, Beni y La Paz; en este último es donde se concentra principalmente este brote. Salud sospecha que existen casos importados.

“Estamos registrando 155 casos el último reporte que tenemos, los casos se presentaron inicialmente en Cobija, luego un brote en Irupana, debido a gente que estuvo de visita en Brasil y luego vuelve allá, a su comunidad y empieza este brote”, aseveró el viceministro de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, Max Enríquez.

El oropouche es transmitida por el mosquito culicoides, que es más típico de regiones cálidas o tropicales. De momento, no se conocen de decesos por esta enfermedad; no obstante, Salud asegura que existen ya los mecanismos de detección para esta afección que no es común en el territorio nacional.

“Hemos visto casos de oropouche en otros países limítrofes con Bolivia, más nunca lo habíamos tenido en nuestro país. Sin embargo, nosotros conociendo lo que está pasando en el mundo, el cambio climático global, este impacto de movimiento de vectores, el año pasado nosotros hemos trabajado en la estandarización de una técnica para la detección del diagnóstico, que antes no lo teníamos en nuestro país”, dijo Castro.

La autoridad señaló que, tras la detección de los primeros casos, se empezó incluso una investigación retrospectiva.

Castro reiteró la importancia de un control local, con limpieza. Estos saneamientos son útiles para eliminar los criaderos de los mosquitos y, por lo tanto, impedir que la enfermedad se siga propagando por medio de estos.

Vía La Razón

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com