El fiscal, Rolando Sánchez, en conferencia de prensa admitió que obligó al camarógrafo, Carmelo Cartagena, borrar las imágenes del operativo, porque se estaría vulnerando la privacidad de las personas rescatadas y detenidas.

“Es correcto, hice borrar las imágenes, porque la víctima que fue encontrada es menor de edad y el compañero de la prensa estaba filmando el rostro de la víctima sin considerar que son personas que sufrieron trata de personas”, sostuvo Sánchez.

El fiscal admitió que obligó al periodista a borrar las imágenes y que si no lo hacía secuestraría el equipo de trabajo de los periodistas.

“Él estaba manipulando el aparato y me indicaba que no podían borrarse las imágenes, y me estaba haciendo perder el tiempo y yo no estaba para perder ese tiempo y menos la policía, le dije que si no borraba le secuestraría sus equipos”, sostuvo la autoridad judicial.

Consultado sobre el conocimiento de las normativas para este tipo de operativos, la autoridad admitió no tener conocimiento de la invitación del comando de la policía a este tipo de operativos, denominados rutinarios en todo el país.

“En realidad la prensa ni debería estar en los operativos, no tengo conocimiento de invitación alguna, este operativo se hizo en coordinación del Ministerio de Gobierno y sus brazos operativos”.

Consultado sobre la libertad de prensa y el derecho a la información, el fiscal no quiso dar su criterio y reiteró que este tipo de acciones se debe realizar sin la presencia de los periodistas.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com