Las persistentes lluvias causaron diversas emergencias en el país, entre inundaciones, deslizamientos, mazamorras y otros que dejaron 911 viviendas totalmente destruidas, 52 fallecidos y cinco personas desaparecidas, informó este viernes el ministro de Defensa, Edmundo Novillo.

“Se tienen 51.668 familias afectadas, 911 viviendas destruidas, 52 personas fallecidas y cinco desaparecidas. (…) Este reporte es un resumen actualizado, con los datos a nivel nacional”, dijo la autoridad en entrevista con Bolivia Tv.

Remarcó que el Gobierno nacional, en coordinación con las Fuerzas Armadas, atiende a todas las familias afectadas de los 133 municipios donde se tienen 51.688 familias entre afectadas y damnificadas. Además detalló que de las 911 viviendas destruidas, se tiene 1.256 viviendas afectadas.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) existe alerta roja para cinco municipios del departamento de La Paz y cinco en Pando. En los restantes departamentos está activa la alerta naranja.

Explicó que las situaciones más críticas que son atendidas con prioridad están en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

“La situación más crítica está en la ciudad de La Paz, en el municipio de Cliza, en el municipio de Santa Cruz (…), son los mayores problemas y los que demandan atención inmediata por el riesgo que pone a las familias afectadas”, explicó.

En el caso de La Paz, se activó un Plan de Emergencia para atender a las familias afectadas por el desborde de ríos en la Zona Sur. En Cochabamba, se atiende a las familias del municipio de Cliza que sufrieron una riada que causó el derrumbe de 23 viviendas y dejó a otras 40 afectadas.

Asimismo, se trabaja en el reencause del río Grande para evitar que el caudal ingrese a la comunidad de San Lorenzo, en Santa Cruz.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com