El Instituto Nacional de Estadística (INE) ya tiene listo el “protocolo ante posibles desastres naturales” el día del Censo de Población y Vivienda o jornadas antes, el mismo identifica tres posibles momentos. Así informó la especialista de Análisis de Datos y Generación de Indicadores del Censo, Keiko Chisaka.

En ese sentido, “hemos identificado tres posibles momentos, que se van a presentar en función de la ocurrencia del desastre y de la afectación que este haya podido causar”, explicó la experta, en conferencia de prensa.

EL PROTOCOLO

El primer momento de recuperación considera el periodo de lluvias desde inicios de noviembre de 2023 hasta el 17 de marzo. En el mismo seguramente se tendrá las condiciones para desarrollar el empadronamiento de manera “más o menos normal”, tomando en cuenta que se lo encuentra tras la ocurrencia de un desastre o emergencia.

El segundo momento considera un evento o desastre, que se espera que no se presenten, entre el 17 y 21 de marzo, días antes del empadronamiento. En esta situación, se espera un empadronamiento normal considerando que las familias afectadas retornan a sus viviendas y empiezan tareas de rehabilitación o traslado en casos “muy graves”.

Y el tercer momento se refiere a “una situación extrema”, es decir que se presente un desastre natural entre el 22 y 23 de marzo, un día antes o la misma jornada del empadronamiento nacional.

Establecer si los jefes jurisdiccionales o agentes censales fueron afectados o necesitan ayuda humanitaria. Y para brindársela en el momento y en caso de ser necesario organizar el remplazo de los censistas con los de reserva.

“Durante el reconocimiento también vamos a realizar la identificación de los sectores censales afectados y los vamos a reportar a través de un aplicativo que hemos generado para esta situación, para poder tener la información y tomar decisiones de manera rápida y oportuna”, informaron.

COORDINACIÓN

Enfatizó que con el “Protocolo de la situación de desastres”, que se presenten entre el 22 y 23 de marzo, lo primero que se hará es “una fuerte y cercana” coordinación con los centros de operaciones de emergencia municipal, departamental, además del Viceministerio de Defensa Civil, “para dimensionar el impacto en términos de población y vivienda”.

“En caso de desastre, nuestro operativo censal en el lugar afectado se va a limitar al recuento de la población; es decir, no se va a aplicar todo el cuestionario censal, se lo va a complementar después, pero en ese instante vamos a relevar información de vivienda, sexo, edad, relación de parentesco con el jefe de hogar y nivel de instrucción”, puntualizó.

Enfatizó que en caso de que el desastre tenga bajo nivel de impacto, pero no haya condiciones en el terreno para realizar el relevamiento en las áreas amanzanadas, se extenderá el empadronamiento dos días más como en las áreas dispersas.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com