Las lluvias en Rio Grande do Sul han dejado, por el momento, más de medio centenar de muertos, según datos oficiales.

El presidente de Brasil, Luiz I. Lula da Silva, anunció que regresará a Rio Grande do Sul este domingo para comprobar la situación de las inundaciones que afectan al estado y que ya dejan más de medio centenar de muertos.

«Viene a monitorear el trabajo que realizan el gobierno federal, el gobierno estatal y las alcaldías», dijo el ministro de la Secretaría Especial de Comunicación Social, Paulo Pimenta. Se espera que Lula llegue a la Base Aérea de Canoas, en la Región Metropolitana de Porto Alegre, alrededor de las 10H40 local (13H00 UTC).

Lula viajará con una delegación de nueve ministros, entre ellos Fernando Haddad, de Hacienda, Camilo Santana, de Educación, y Nisia Trindade Lima, de Salud. «El presidente viene a hablar con el gobernador [Eduardo Leite, del PSDB] para. reforzar aún más todo el trabajo conjunto que se está haciendo”, comentó Pimenta. «No faltará voluntad, presupuesto y capacidad de trabajo para reconstruir todo lo que está siendo destruido en Rio Grande do Sul», reiteró.

 Después de las inundaciones en los valles de los ríos Taquari, Pardo y Pardinho, Canoas es uno de los municipios más afectados por las aguas que ahora se acumulan en los ríos Jacuí, Guaíba, Sinos, Gravataí y Caí, todos ellos en el área metropolitana. El gobierno federal instalará una oficina en Porto Alegre para actuar y monitorear «todas las fases de este momento dramático que vive Rio Grande do Sul», reforzó.  

Pimenta informó que, al momento, ya hay 29 helicópteros involucrados en el rescate de personas varadas por las inundaciones, 19 de los cuales fueron enviados por el gobierno federal. «Casi 10 mil personas ya han sido rescatadas y seguimos firmes y unidos con total enfoque en salvar vidas», agregó.

«Hoy, nuestro foco está en Eldorado do Sul y Canoas», citando las localidades más críticas.

Lula regresará al estado tres días después de su llegada a Santa María, en la región central del estado. Estuvo allí el pasado jueves, acompañado de una delegación ministerial, reuniéndose con el gobernador y las autoridades locales. Prometió que no faltará apoyo para el Estado que vive la peor tragedia climática de su historia.

«No faltará ayuda del gobierno federal para cuidar la salud. No faltará dinero para atender los temas de transporte y no faltará dinero para alimentos», anunció.

«Nos dedicaremos las 24 horas del día para poder cubrir las necesidades básicas de las personas que están aisladas», aseguró, expresando también su solidaridad con las familias de los muertos y desaparecidos.

Vía Telesur

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com