El Defensor del Pueblo, Pedro Callisaya, hizo un llamado a los actores políticos y al Estado para encontrar una solución a la suspensión del proceso de preselección de candidatos a las elecciones judiciales. Esta suspensión se dio luego de que la Sala Constitucional Primera de Pando concediera tutela a una acción popular presentada por la dirigente indígena Yeni Duri.

Callisaya hizo hincapié en la importancia de evitar el mal uso de las formas democráticas y llamó a la responsabilidad de los actores políticos, autoridades y el Estado para resolver esta situación. La Sala Constitucional Primera de Pando otorgó tutela a la acción popular presentada por Yeni Duri, quien denunció discriminación en el caso de Mineya Lucindo, una postulante que fue inhabilitada. Como resultado de esta resolución, se determinó la anulación de las elecciones judiciales y se ordenó la realización de un nuevo proceso de preselección de candidatos.

Advertencia sobre el debilitamiento de la democracia

El Defensor del Pueblo advirtió que el mensaje transmitido por los actores políticos no fortalece la democracia, sino que contribuye a su deslegitimación. Esta situación podría tener consecuencias dolorosas tanto para el Estado como para la población boliviana.

Tensiones y desafíos en el sistema electoral

La decisión de la Sala Constitucional Primera de Pando ha puesto en evidencia tensiones y desafíos en el sistema electoral del país. Esto ha generado debates sobre la transparencia y legitimidad del proceso, cuestionando la confianza de la población en el sistema judicial y electoral.

Vía Erbol

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com