Por: Marcos Guillen, analista político

Como era previsible, el X Congreso Nacional del Movimiento al Socialismo (MAS) concluyó ratificando a Evo Morales como presidente de esta fuerza política además de proclamarlo como “candidato único” en las próximas elecciones presidenciales de 2025. Desgastado y desesperado Morales optó por pisar el acelerador y finalizar el encuentro un día antes de lo previsto el 4 de octubre.

Siendo el MAS la organización política más grande del país ¿Cuál sería la razón para adelantar el cierre de su congreso tan apresuradamente? Pues la respuesta apunta a que tanto Morales como su entorno cercano conocían la decisión de la Sala Constitucional donde indicaba que el X Congreso Nacional debía suspenderse por la admisión de un amparo constitucional interpuesto por la Confederación de Mujeres Campesinas “Bartolina Sisa” de Santa Cruz.

Ante tal circunstancia y con la posibilidad de frustrar su congreso, la dirigencia fiel a Evo decidió que las distintas comisiones trabajen por “tiempo y materia” para finalizar el encuentro acorde a lo planeado. Finalmente, su objetivo se consumó con la posesión de una nueva directiva afín a Morales y con la proclamación de Evo a las elecciones presidenciales, eludiendo por completo las elecciones las primarias.

Sin embargo, la acción de amparo constitucional presentada por las Bartolinas de Santa Cruz tiene un efecto retroactivo, por tanto, existe la posibilidad real de anular el X Congreso del MAS desde el momento de su convocatoria hasta su conclusión. Si se admite este recurso legal el MAS tendrá que llamar a un nuevo congreso con la participación de organizaciones sociales relegadas como la dirigencia electa de los campesinos, interculturales y bartolinas.

Este posible escenario dejaría sin efecto todas las resoluciones aprobadas en el congreso propiciado por Morales siendo un durísimo golpe a sus afanes de retornar al poder. A ello se suma la realización de un cabildo popular en la ciudad de El Alto este próximo 17 de octubre, espacio donde participarán organizaciones sociales que podrían determinar la realización de un nuevo congreso fundamentándose en el Estatuto Orgánico del MAS.

El dictamen de la sala constitucional podrá esclarecer el devenir político del MAS propiciando la reconducción del Proceso de Cambio bajo la batuta de las organizaciones sociales ajenas a los intereses personales de Evo Morales y su cúpula. Este hecho sería determinante para consolidar la continuidad de la Revolución Democrática y Cultural bajo una nueva dirección alejada de los afanes individuales que solo buscan satisfacer un interés particular y mezquino.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com