Debido al incremento en los casos de resfrío y por las bajas temperaturas registradas en las diferentes regiones del país, expertos del Instituto Boliviano de Metrología (Ibmetro) recomiendan el uso de termómetros clínicos de contacto para la toma de temperatura corporal que son más precisos y brindan una mejor lectura.

Al respecto, Mabel Delgado, directora General Ejecutiva de la mencionada entidad, aclaró que, en el mercado nacional, pueden encontrarse dos tipos de termómetros clínicos, los de contacto y sin contacto, que son usados para el control de la temperatura, especialmente en menores de edad.

“Es importante, principalmente para los padres de familia, tomar en cuenta que los termómetros clínicos de contacto registran una lectura más precisa de la temperatura corporal, en comparación a los termómetros sin contacto, siempre y cuando sean utilizados de forma correcta”, explicó Delgado, citada en un reporte institucional.

En el grupo de los termómetros de contacto pueden encontrarse los digitales y de mercurio, tanto orales, como axiales y rectales, mientras que en los de no contacto se menciona a los termómetros infrarrojos.

Advirtió también a las personas que usan los termómetros de cristal con mercurio tener mucho cuidado, porque en caso de su quiebre podrían afectar a los usuarios.

“Estos instrumentos deben mantenerse guardados en su estuche en un lugar seguro, fuera del alcance de los niños, y su manipulación debe ser precisa para evitar cualquier accidente”, aconsejó la directora.

Por otra parte, recomendó mantener la toma de la temperatura por al menos cinco minutos y desinfectarlo con alcohol antes y después de su uso.

“Muchas veces se dificulta la toma de temperatura en un menor de edad por la incomodidad que le genera el termómetro, es por eso que, en estos casos, se debe optar por uno que evite este malestar para que la toma de muestra pueda ser certera”, remarcó.

Vía ABI

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com