El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Edwin Rojas, presentó este lunes el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) – Enero 2024 en la Universidad Mayor Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca y en la oportunidad destacó la confianza de la población en la banca.

Según un reporte del ente emisor, el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) – enero 2024 hace un análisis de la situación del sistema financiero del país durante 2023 “en un entorno global e interno desafiante, caracterizado por tensiones geopolíticas, por los efectos residuales de la pandemia, por una campaña especulativa en torno a la moneda estadounidense y por la intervención de una entidad financiera”.

Durante este periodo, explicó Rojas, “con el fin de mitigar la exposición al riesgo de liquidez, el BCB implementó políticas convencionales y no convencionales destinadas a afrontar potenciales riesgos en el sistema financiero y garantizar el acceso a recursos líquidos a las entidades financieras a través de sus ventanillas tradicionales, además de habilitar mecanismos de liquidez adicionales para las entidades adquirientes en el marco del procedimiento de solución de la entidad intervenida”.

Asimismo, como resultado de las medidas aplicadas por el ente emisor durante el segundo semestre de 2023, los depósitos del público se estabilizaron y comenzaron a recuperarse, al igual que se observó mayores desembolsos de créditos, especialmente para microcréditos productivos, destacó.

“Esto evidencia que la población preservó la confianza en el sistema financiero nacional, lo que a su vez contribuyó a un mejor desempeño de las Entidades de Intermediación Financiera (EIF) en términos de rentabilidad, solvencia y acceso a servicios financieros en comparación con el año anterior”, indicó.

Respecto del Sistema de Pagos Nacional, dijo que éste aseguró la oportuna canalización de los recursos económicos.

“Los mecanismos de garantía y acceso a liquidez, establecidos por la normativa del BCB y aplicados en el Sistema de Liquidación Integrada de Pagos (LIP), respondieron de manera inmediata a las necesidades de liquidez de los participantes”, afirmó.

Este despliegue técnico y operativo excepcional se reflejó en el funcionamiento ininterrumpido del Sistema de Liquidación Integrada de Pagos, garantizando la fluidez en la canalización de recursos y fortaleciendo la confianza del público y la integridad del sistema, agregó.

En lo que respecta a la calidad de la cartera, la principal autoridad del BCB resaltó que el índice de morosidad se mantuvo bajo control y continuó entre los más bajos en la región.

“La proporción de la cartera reprogramada en el total de préstamos mantuvo su tendencia a la baja, demostrando un buen cumplimiento de las obligaciones pactadas por los deudores en el sistema de intermediación financiera”, aseveró.

Aseguró que las medidas implementadas por el Banco Central lograron mitigar el riesgo de liquidez y disipar las tensiones del sistema financiero, lo cual se reflejó en la alta resiliencia de las Entidades de Intermediación Financiera frente a choques inesperados.

“El BCB, en línea con su mandato constitucional de mantener la estabilidad del poder adquisitivo interno de la moneda para contribuir al desarrollo económico y social del país, ratifica su compromiso de continuar coadyuvando con la recuperación de la actividad económica y el bienestar social, buscando superar la adversidad del entorno macroeconómico interno y externo”, afirmó.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com