Calles completamente vacías caracterizan las primeras horas de la jornada censal, mientras en los diferentes centros de operaciones el movimiento de personal empezó temprano para preparar el  operativo de entrega de las bolsas censales a los miles de censistas que, desde las 08h00, visitarán los domicilios para recoger información para la trazar el desarrollo de Bolivia.

En Bolivia rige el auto de buen gobierno que restringe la circulación vehicular y personal solo a personas autorizadas, el resto debe permanecer en sus hogares a la espera de los censistas. Las calles y avenidas amanecieron completamente desiertas en las diferentes ciudades, con el tránsito de esporádicos vehículos autorizados.

En los centros de operaciones habilitados en diferentes puntos estratégicos la jornada empezó a las 06h30 aproximadamente, desde donde los supervisores coordinan la jornada con los miles de censistas. Cada uno de los voluntarios saldrá a las calles con las bolsas censales, donde llevarán las boletas, el lápiz y el borrador para su trabajo.

El presidente Luis Arce pidió a la población, en un mensaje transmitido la noche del viernes, abrir sus “puertas con los brazos abiertos” a los censistas, porque la información que recogerán servirá para la planificación del desarrollo de Bolivia en lo loca, departamental y nacional.

Fuente: Ahora el pueblo

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com